Sociedad | 03/11/2019

Cuidacoches Trapitos arrancaron carteles de "prohibido estacionar" para poder cobrar a automovilistas

Ocurrió en inmediaciones de Santiago del Estero y José Colombres, en la capital tucumana. Uno de los acusados del acto de vandalismo fue detenido.

Crédito: Los Primeros

La policía detectó que fueron arrancados los carteles de prohibido estacionar situados en las inmediaciones de la esquina de Santiago del Estero al 1100, en San Miguel de Tucumán, y vecinos revelaron que vieron a cuidacoches que operan en la zona sacarlos de su lugar para poder cobrar a quienes estacionen.

Un tremendo revuelo se desató en la tarde del viernes en Santiago del Estero al 1100 (esquina José Colombres) cuando llegaron motoristas del 911 e inspectores de la Subsecretaría de Tránsito municipal. 

Un llamado de los vecinos alertó sobre una situación ilegal en esa zona: denunciaron que trapitos habían arrancado los carteles de "prohibido estacionar las 24 horas" para poder trabajar allí. 

"Nos vandalizaron las pintadas de los cordones y se robaron los carteles. Con la colaboración del 911 logramos recuperar los carteles y vamos a volver a pintar los cordones", informó Enrique Romero, subsecretario de Tránsito. 

El funcionario municipal apuntó a los trapitos que trabajan en la zona y agregó que uno de ellos fue llevado a la comisaría. 

"Uno está detenido y el otro se dio a la fuga. Ahora se está haciendo la denuncia en la seccional 1°", finalizó, según informó La Gaceta. ml